Sobre Nosotros

José María iniciado como aprendiz a los 14 años (1980), se formó en el arte floral durante más de 15 años trabajando como pupilo de su maestro Salvador (DEP), florista catalán reconocido en la época por su formación en el estilo y vanguardia de Barcelona, en Floristería Salvador, antiguamente situada en la Plaza del Mercado.

Decidido a desarrollarse como florista y servir con sus conocimientos y experiencia, el 31 de agosto de 2004 abre su propia floristería en Barbastro, Floristería Tella.


Un año y un mes más tarde María José se involucró única y enteramente en el proyecto, al que ya podía considerarse negocio familiar.

Dedicó varios años a formarse, compaginando su proceso de aprendizaje con su labor en la tienda, y se tituló tanto en la Escuela Aragonesa de Arte Floral como en la Escuela Española de Arte Floral.

Durante los años siguientes, el matrimonio llenó de vida y color el número 9 de Federico García Lorca en un barrio que ya presumía de zonas verdes, de su residencia y de su nuevo supermercado. Pronto sería también una nueva cuna para las futuras generaciones, con el nuevo colegio Pedro I y un vecindario que comenzaba a aumentar.

Floristería Tella no debía ser menos y para el 2012 multiplicó el tamaño de su tienda con la adquisición del local contiguo. A más espacio más cosas que ofrecer, lógico; más mobiliario, más decorativos para tu hogar, más plantas para tu casa, más plantas para tu jardín, más accesorios y en definitiva más espacio para pasearse y encontrar lo que buscas.

Esa es nuestra dedicación, poder ofrecerte lo que buscas relacionado con el arte floral, la decoración y la jardinería.

A finales del año 2016, José María (hijo) quién siempre había ayudado en su tiempo libre cuando hacía falta, decidió dedicarse por completo al negocio familiar para aprender y formarse en el arte floral.

Al igual que María José, se forma en la Escuela Española de Arte Floral y acude a Madrid para aprender antiguas y nuevas técnicas y estilos, para entender cómo y hacia dónde evoluciona este arte.

A comienzos del verano de 2018 emprendimos una nueva historia en la ciudad vecina, reconocida por sus iniciativas y su constante evolución, Monzón.

Allí es donde se sitúa la nueva tienda de Floristeria Tella, donde queremos transmitir nuestro amor por este arte a nuevas personas. Poder acercar nuestro particular estilo, forma de trabajar y de valorar lo que hacemos a toda la gente de Monzón y su comarca, el Cinca Medio.

En Floristeria Tella

Exprimimos al máximo nuestro talento, y formación en la Escuela Española de Arte Floral, a lo que sumamos una amplia experiencia en el sector, calidad en nuestros productos y siempre intentando ofrecer un trato agradable y cercano. Con todo ello pretendemos conseguir que cada compra sea una experiencia satisfactoria y buena, para que todo aquel que requiera de nuestros servicios comprenda que queremos ayudarle con gusto, poniendo a su disposición conocimiento, empatía, atención personalizada de calidad y experiencia a un precio justo, que el cliente siempre agradece, sin que ello se vea reflejado en la competitividad de nuestra marca. 

Y en esa misma línea de prioridades encabezada por el cliente y su satisfacción, desde el comienzo hemos querido aportar en nuestra medida valor a la sociedad. Así pues estamos comprometidos y apoyamos causas solidarias, actividades populares y el deporte, intentando fomentar así el desarrollo de la zona y los que la componen. Colaboramos con las fiestas patronales de nuestras localidades y los pueblos vecinos, contribuimos a eventos deportivos como la Carrera de la Mujer de Barbastro desde su primera edición o la Carrera de la Mujer Ciudad de Monzón. Además patrocinamos a equipos locales de distintos deportes, como la SMA de Voleibol, La Unión Basket Barbastro, la Peña Ferranca de fútbol femenino y por supuesto, el equipo de fútbol masculino de la Peña Ferranca.