II Febrero 2018

06.02.2018

Esta semana hablaremos de las prímulas y los narcisos como plantas, del granado y del platanero como árboles y de la anémona como flor ornamental.

Planta

Prímula

Comenzamos hablando de esta colorida flor invernal, también conocida como Matrimonio, que se caracteriza por su resistencia al frío ya que no se hiela. Podremos tenerla en nuestro balcón o jardín desde diciembre hasta que el calor le sea muy intenso. Puede darse que se le pase la flor y sobreviva la planta hasta el invierno siguiente pudiendo florecer de nuevo.

La aportaremos agua cada 3-4 días según condiciones.


Bulbo

Narciso

El Narciso es una flor bulbosa que puede ser de color amarillo o blanco. El momento ideal para la plantación del bulbo comprende todo el otoño, enero y febrero, y será durante la primavera cuando florecerá. El calor marchitará la flor y el otoño las hojas. Sin embargo, el bulbo que quedará enterrado repetirá el ciclo llegado el invierno.


Durante el invierno los árboles reposan ralentizando el flujo de la savia esperando a que lleguen mejores tiempos para su floración y desarrollo. Este letargo es ideal para la poda y sobre todo para el trasplante ya que el árbol es menos sensible a estímulos y cambios bruscos de condiciones ambientales.

Los árboles que ofrecemos van provistos de un buen cepellón de raices para asegurar que el trasplante sea satisfactorio y el árbol se adapte bien a nuestro terreno y nuestras condiciones.

Sabido esto, es ahora buen tiempo para plantar nuestro árbol tanto si es para hacer sombra como si es para recolectar sus frutos con el buen tiempo.


Árbol Frutal

Granado

Árbol frutal caducifolio, el Granado es un árbol históricamente cultivado en España y cuya plantación se recomienda entorno al mes de febrero y en marzo. Brota en primavera y si la polinización le favorece en mayo-junio comenzará a dar el conocido fruto rojizo tan dulce por si solo, y tan sano para aderezar una ensalada.


Árbol de Sombra

Platanero

Es el árbol más frecuente en nuestra zona y lo podemos encontrar en la mayoría de las zonas verdes. Alcanza grandes alturas y su copa un considerable diámetro que espesará con hojas con el buen tiempo convirtiéndose así en un gran aliado para cobijar paseos. 

En otoño pierde sus hojas y volverá a brotar en primavera renovando así su foliaje.


Flor

Anémona

Disponible en gran variedad de colores, esta flor bulbosa recuerda a las amapolas por la forma de su flor luce mucho en contraste con su abundanre hoja verde. Disponible como flor cortada